Новости
Лечение алкоголизма в Черкассах
психиатр в домашних условиях – это возможно при наличии сильного желания, и в том случае, если зависимость ещё не приобрела запущенную форму. В помощь множество аптечных препаратов и рецепты из народной

Лечение среднего кариеса в Москве
Установлено, что первые попытки лечения кариеса могли предприниматься уже около 8000 лет назад, о чем красноречиво говорят обнаруженные черепа людей, у которых отдельные зубы были просверлены явно ручным

Тендеры россии официальный сайт
Индустрия развлечений - это стремительно развивающаяся отрасль. По предварительным прогнозам рынок индустрии развлечений и средств массовой информации за 5 лет (c 2005 по 2010 год) увеличился на 38%.

Электронные площадки тендеры
Правильно оформленные документы – половина победы Итак, вы имеете общее представление о тендерах. Знаете, какими законами регламентируется их проведение. Вы поняли основные отличия проведения процедуры

Помощь наркозависимым
К сожалению, многие наши соотечественники традиционно склонны к употреблению наркотиков. Как известно, это вызывает зависимость и приводит к наркомании. Мирится с таким положением дел нельзя ни в коем

Реклама

El cáncer es un síntoma, no una enfermedad.

¿Comprender la naturaleza del cáncer es fundamentalmente incorrecto? Incluso después de cuarenta años de conducir la compleja guerra "tradicional" (cirugía y quimioterapia) y "nuclear" (radioterapia) contra el cáncer, a uno de cada cuatro se le diagnostica esta enfermedad, y, si cree en las predicciones

Desde que Richard Nixon declaró oficialmente la guerra contra el cáncer mediante la firma de la Ley estadounidense contra el cáncer, más de cien mil millones de dólares del dinero de los contribuyentes se gastaron en investigación y desarrollo de fármacos en un esfuerzo por erradicar la enfermedad, los pacientes mismos tienen billones más, pero los resultados son decepcionantes.

¿Comprender la naturaleza del cáncer es fundamentalmente incorrecto?

Incluso después de cuarenta años de conducir el complejo "tradicional" (cirugía y quimioterapia) y la guerra "nuclear" (radioterapia) contra el cáncer, a uno de cada cuatro se le diagnostica esta enfermedad y, según las previsiones, el número de casos seguirá creciendo de manera constante.

¿Quizás esta gran derrota refleja el hecho de que la naturaleza del cáncer se interpretó como fundamentalmente errónea y, al mismo tiempo, nuestros intentos de prevenirla o curarla también son erróneos? No hace mucho tiempo, se reveló que la acidosis es un precursor del cáncer, aunque previamente no se sabía nada sobre ella.

Entonces, la pregunta que debe responderse de nuevo es: ¿qué es el cáncer?

Quizás deberíamos volver a la pregunta fundamental: ¿qué es el cáncer? Al final, hasta que encontremos una respuesta exacta, todos los intentos de "prevenir" o "curar" una enfermedad que no entendemos están condenados al fracaso.

Durante el último medio siglo, la "teoría de las mutaciones" ha proporcionado la explicación predominante de la causa del cáncer, según la cual las mutaciones acumuladas en nuestras células llevan a algunas de las más vulnerables a la "locura". Su comportamiento "loco" y "distorsionado" es el resultado de una multitud de fenómenos destructivos en el ADN, que generalmente apoya su actividad "civilizada" con respecto a la vasta comunidad multicelular en su conjunto: el organismo.

Desde este punto de vista, estas células renegadas se multiplican y forman un tumor de manera continua, imitando las características de los procesos infecciosos en el organismo del huésped de varias maneras hasta que el nuevo crecimiento interfiere con los procesos vitales, lo que eventualmente conducirá a la muerte.

Según esta hipótesis, que fue fuertemente influenciada por la teoría darwiniana de la evolución (a veces llamada "darwinismo interno", que impulsa la evolución de células sanas a malignas), este proceso es muy similar a la selección natural, es decir, Las mutaciones aleatorias son útiles para la supervivencia y la reproducción de células cancerosas en un tumor.

El daño en el ADN puede ocurrir a través de la herencia de secuencias de ADN defectuosas ("genes malos") y bajo la influencia de sustancias químicas destructivas (por ejemplo, tabaco) o emisiones de radio.

Aunque este punto de vista proporciona alguna explicación, también puede ser erróneo. Por ejemplo, uno de los principios básicos de la evolución es que las mutaciones aleatorias casi siempre son peligrosas y conducen a la muerte celular. Sin embargo, en este caso, las células cancerosas parecen ser las verdaderas "afortunadas".

En lugar de morir como células normales, enfrentadas a mutaciones aleatorias, demuestran la reacción opuesta exacta: se vuelven inmortales, incapaces de sufrir una muerte programada, como ocurre con las células sanas.

Entonces, ¿la base para convertir una célula sana en cáncer es la aleatoriedad y el caos? Las células tumorales, al final, muestran un comportamiento altamente organizado, por lo que parece imposible que sean estimuladas por fuerzas completamente aleatorias como la mutación ...

Las células cancerosas (tumores o neoplasias), por ejemplo, pueden construir su propio sistema de suministro de sangre (angiogénesis), pueden protegerse a sí mismas al silenciar los genes supresores de cáncer y activar los genes iniciadores de tumores, liberando enzimas de agresión para moverse libremente por el cuerpo, pueden cambiar su metabolismo. vivir en un ambiente de bajo oxígeno, alto contenido de azúcar y alta acidez, y también saber cómo eliminar sus propios receptores de superficie para evitar ser detectados leucocitos.

¿Pueden estos complejos patrones de comportamiento ser el resultado de una mutación aleatoria? ¿Y es posible que mutaciones aleatorias puedan llevar a la formación de los mismos conjuntos "exitosos" de propiedades genéticas cada vez que se formen nuevas formas de cáncer en el cuerpo humano?

Las mutaciones aleatorias sin duda juegan un papel importante en la iniciación y estimulación del cáncer, pero solo una de ellas no es suficiente para una explicación completa.

El cáncer como antiguo programa de supervivencia.

Una teoría sobresaliente presentada por la Universidad Estatal de Arizona, Paul Davis, y el científico de la Universidad Nacional de Australia, Charles Lineviver, ayudará a arrojar una luz muy necesaria sobre la verdadera naturaleza del cáncer.

"El cáncer no es una acumulación accidental de células pícaras egoístas con mal comportamiento, sino una reacción programada altamente efectiva al estrés, afinada por un largo período de evolución".

En su trabajo pionero, titulado Cánceres como multicelular 1.0: genes de antepasados ​​distantes, Davis y Lineviver sugirieron que el cáncer es un atavismo tomado de un arsenal genético que tiene al menos un billón de años y aún descansa - Suele dormitar - profundo en el genoma de nuestras células.

Davis llama a esta capa genética oculta multicelular 1.0. Contiene rutas y programas que una vez fueron necesarios para que nuestros antiguos progenitores celulares y sus proto-comunidades tempranas sobrevivieran en un entorno completamente diferente.

Sin células altamente diferenciadas y órganos especializados de mayor capacidad multicelular (multicelular 2.0), las células con genética multicelular 1.0 tendrían propiedades útiles que les permitirían sobrevivir mediante el contacto directo con lo que sería un entorno completamente diferente, más rígido (para nosotros).

Por ejemplo, hace mil millones de años, el nivel de oxígeno en la atmósfera era extremadamente bajo, ya que la fotosíntesis aún no se había formado para producir su abundante suministro. Esto significa que la vida celular en ese momento tendría que aprender a crecer en un entorno con bajo contenido de oxígeno, o incluso en un entorno libre de oxígeno: eso es lo que hacen las células cancerosas, utilizando la glucólisis aeróbica para generar energía en lugar de la fosforilación oxidativa.

Davis y Lineveiver expresaron brevemente su opinión de la siguiente manera:

"Suponemos que el cáncer es un atavismo que se produce cuando las disfunciones genéticas o epigenéticas revelan el antiguo" arsenal "de dispositivos ya existentes que restauran el dominio de una capa anterior de genes que controlaban las colonias libres de células solo parcialmente diferenciadas, similares a los tumores. La existencia de este conjunto de herramientas sugiere que el progreso de la neoplasia (cáncer) en el cuerpo del huésped es claramente diferente de la evolución normal de Darwin ".

En lugar de considerar una característica distintiva del cáncer como una reproducción continua como una propiedad recientemente evolucionada que la mutación aleatoria descuidó, debe considerarse el estado celular "predeterminado", desarrollado hace mil millones de años, cuando la "primera inmortalidad" era la primera prioridad.

No se olvide, esta antigua colección de células no tenía una diferenciación tan grande del tipo de células y la especialización de los tejidos, como en los animales superiores (es decir, la piel, el cabello, las uñas, etc.), para la protección de los efectos dañinos del medio ambiente.

Si cáncer - Este es un antiguo programa de supervivencia sin máscara, esto no significa que la "teoría de la mutación" todavía no contenga un grano de verdad. El daño genético y las mutaciones, de hecho, contribuyen al desarrollo del cáncer, pero en lugar de considerarlos como "causantes" de un complejo sistema de comportamiento asociado con el cáncer, sería más exacto suponer que revelan un conjunto existente de programas genéticos (atavismo). *

Por ejemplo, se conocen más de cien oncogenes que existen en nuestro ADN y son comunes a una amplia gama de diferentes especies biológicas, incluidas las moscas de la fruta, que muestran cuán antiguas son (al menos 600 millones de años) y universales (se encuentran en la mayoría de los organismos multicelulares).

Como parte de esta nueva forma de pensar, el cáncer ya no puede ser visto como una especie de bomba genética de base de tiempo predeterminada incrustada en nosotros, o simplemente como un subproducto de un efecto acumulativo sobre sustancias genotóxicas.

Lo más probable es que el cáncer sea una antigua reacción de supervivencia en un entorno cada vez más tóxico, con una nutrición poco natural y una inmunidad debilitada. Estas células han aprendido a sobrevivir con cargas excesivas constantes, realizando una autocuración (replicación) constante y siguiendo el principio: todo lo que no mata te hace más fuerte.

El cáncer ya no puede considerarse como algo malo que ocurre dentro de un cuerpo sano. El cáncer es lo que el cuerpo realiza activamente en respuesta a un entorno celular, físico y planetario poco saludable. En lugar de expresar una desviación física de la norma, puede ser una expresión de la inteligencia física y la capacidad de nuestras células para sobrevivir en condiciones que amenazan con destruirlas a un punto crítico donde la supervivencia es imposible.

También arroja luz sobre la naturaleza destructiva de la quimioterapia y la radioterapia. Los tumores contienen una amplia gama de células, muchas de las cuales, de hecho, son benignas (nunca dañan al cuerpo), y algunas de ellas también inhiben las células más dañinas.

Las células invasoras son más primordiales en su configuración genética (multicelular 1.0) debido a la cantidad de daño que tienen que soportar durante su ciclo de vida. Estas son las células que son más resistentes a la quimioterapia, y es menos probable que mueran cuando se exponen a ellas. Por lo tanto, la quimioterapia y la radioterapia eliminan las células que no son realmente peligrosas.

El cáncer es un síntoma, no una enfermedad.

Es más razonable considerar el cáncer no como una "enfermedad monolítica", sino como un síntoma de deterioro de las condiciones celulares y ambientales. En otras palabras, el entorno celular se ha vuelto desfavorable para su funcionamiento normal y, para ayudarlo a sobrevivir, se producen cambios genéticos profundos en la célula, que repiten las rutas genéticas antiguas que asociamos con el fenotipo canceroso.

Este enfoque "ecológico" vuelve a centrar nuestra atención en las causas prevenibles y tratables de la "enfermedad", en lugar del concepto oscuro y obsoleto de "genes defectuosos" en el que no podemos influir.

De hecho, tenemos que cambiar nuestro pensamiento desde el punto de vista de que el cáncer es algo antinatural que nos sucede a aquel en el que vemos que el cáncer es una reacción completamente natural de nuestro cuerpo para sobrevivir en condiciones no naturales. Cambie estas condiciones para mejor, y obtendrá mucho más beneficio de esto que de luchar contra el cáncer como un enemigo.

* El concepto de cáncer como atavismo se puede explicar de la siguiente manera: el atavismo es una característica genética más antigua, una propiedad que ya no se usa y, por lo tanto, es suprimida por los genes de nueva evolución. Un ejemplo es la membrana entre los dedos.

Mientras estamos en el útero, todos los tenemos, pero en el proceso de desarrollo embrionario desaparecen. Esto se hace a través del proceso de “muerte celular programada”, también conocida como apoptosis. El cuerpo simplemente incluye la apoptosis de los genes en los tejidos asociados con las membranas, y estas células se desmontan con calma, con el resultado de que tenemos las manos y los pies libres de membranas. Lo más interesante es que las células cancerosas son cancerosas porque no mueren.

O bien olvidaron cómo pasar por la muerte programada (apoptosis) o fueron obligados debido a una lesión (alteración genética) o al estrés ambiental (cambio epigenético) para suprimir los genes que les permitirían morir.

De hecho, las células cancerosas se copian de antiguas herramientas genéticas que sus predecesores usaron hace más de mil millones de años para sobrevivir en condiciones muy duras, y donde la replicación era una característica mucho más preferida que la muerte.

PD Y recuerda, solo cambiando tu consumo, ¡juntos cambiamos el mundo! © econet

Únete a nosotros en Facebook , VKontakte , Compañeros de clase

¿Comprender la naturaleza del cáncer es fundamentalmente incorrecto?
¿Comprender la naturaleza del cáncer es fundamentalmente incorrecto?
Entonces, la pregunta que debe responderse de nuevo es: ¿qué es el cáncer?
Quizás deberíamos volver a la pregunta fundamental: ¿qué es el cáncer?
Entonces, ¿la base para convertir una célula sana en cáncer es la aleatoriedad y el caos?
¿Pueden estos complejos patrones de comportamiento ser el resultado de una mutación aleatoria?